Onibaba : Leyenda corta

Un familia con mucho dinero de Kioto tiene una hija, con el paso de los años los padres se dieron cuenta que su hijo carecía de habla, por lo cual decidieron ir a visitar a un brujo adivino en busca de una solución. El brujo les dijo que para curarla deberían traerle el hígado de un feto.



Los padres enviaron a su sirvienta en busca de alguna mujer embarazada dispuesta a darle el hígado de su hijo aún no nacido a cambio de una gran cantidad de oro. La sirvienta sabía que ninguna madre en el mundo aceptaría ese trato pues ella misma era madre. Así fue como ella salío de la casa dejando a su pequeña hija un amuleto para que la protegiera en su ausencia y embarcó a esa misión imposible.



Trascurrieron muchos años y la sirvienta viajo a una gran cantidad de lugares pero siempre encontrando un no a su misión. Como era de esperarce empezó a caer en desesperación por estar lejos de su hija tanto tiempo, así que engaño a la primer embarazada que encontró en el camino para que la acompañara a su casa. Una vez allí, la mató y de esta forma obtuvo el hígado del feto.



Al momento de tirar el cuerpo se die cuenta que la mujer llevaba en su cuello el mismo amuleto que le había dado a su hija antes de marcharse, fue en ese momento donde se dio cuenta que había matado a su hija y a su futuro nieto. La sirvienta enloqueció y se convirtiío en el demonio conocido como Onibaba. Se dice que este demonio aparece ante los viajeros y los captura para cocinarlos y comerlos.



ESTO TE INTERESA